Adquiere el hábito de la lectura, sin excusas

Seguro te ha pasado que has decidido comenzar a leer, y siempre ocurre algo que lo impide… Basta de excusas, si en realidad deseas disfrutar de los beneficios que aporta la lectura, entonces, deja de buscar razones para no hacerlo, aquí te damos algunas soluciones para las excusas más frecuentes.

La más frecuente… No tengo tiempo

Tienes razón cuando dices que para leer un libro, necesitas un poco de tiempo y concentración, y en el actual estilo de vida, en el cual el tiempo es escaso, porque debes trabajar, compartir en familia, ayudar a los peques con actividades escolares, cocinar, entre muchas otras cosas.

Sin embargo, para disfrutar de una buena lectura, tampoco significa que debes leer durante varias horas seguidas, de hecho, puedes aprovechar los momentos, por ejemplo, si vas en transporte público al trabajo o de regreso a casa, si estás degustando un delicioso café, antes de dormir. Pueden ser algunos minutos, solo necesitas decidirte.

Leo demasiado, pero no libros

Todos leemos mucho a lo largo del día, la prensa, revistas, redes sociales, pero nunca libros. Pero, los resultados que obtendrás, no serán los mismos.

Leer libros, brinda mucha información valiosa y conocimiento, puedes encontrar la solución respecto a algún problema o aprender un oficio. También existen otro tipo de libros importantes, pero lo principal, es que tengas la certeza de la relevancia de un libro para ti, el crecimiento personal que aportará en tu vida.

Quiero leer, pero no sé con cuál libro comenzar

Este problema es válido, una de las peores experiencias, es comenzar a leer un libro y que éste no capte tu atención, entonces, terminarás dejándolo y creerás que la lectura no es para ti.

Pero, aunque sea válida y comprensible, no es una excusa real, porque así como solicitas al cerrajero que te oriente acerca de cuál dispositivo de seguridad elegir, puedes consultar a un bibliotecario cuál libro leer, una vez que le explicas tus preferencias.

También tienes la opción de consultar a familiares y amigos al respecto, o si lo prefieres, puedes leer algunas opiniones en algunos sitios web orientados a este tema.

Leer libros me parece muy aburrido

Esto suele ocurrir cuando no logras que un libro te enganche, entonces, puedes llegar a sentir que el tiempo que estás dedicando a esa lectura, lo podrías aprovechar en otras actividades que te agradan más.

Tal vez, no es que leer te parezca aburrido, quizás solo necesitas encontrar el tipo de lectura que te agrada.

Por otra parte, la recomendación de los expertos es, comenzar a leer poco a poco, inicia con libros no muy largos, cuyo tema sea acerca de algo que te interese mucho, puede ser un libro de aprendizaje o alguna novela.

Me duermo cuando estoy leyendo un libro

En este caso, aparte de la influencia del tipo de lectura que has elegido, también puede estar relacionado con la hora que decidiste utilizar para leer, para muchos, después de comer o antes de dormir, son momentos en los que el cuerpo se está preparando para el descanso.

Intenta mejorar la postura y las condiciones al momento de leer, por ejemplo, evita hacerlo acostado en la cama, y procura contar con una buena iluminación, en otras palabras, no intentes comenzar la lectura en una situación que acostumbres usar antes de dormir, porque el cuerpo considera que es el momento de descansar.

error: Content is protected !!