La lectura, un hábito fundamental en el desarrollo de nuestros hijos

Una de las reconocidas frases de la caricatura Mafalda es vivir sin leer es peligroso, te obliga a creer lo que te digan. Cuando logras inculcar el hábito de la lectura a un niño, le estás dando el mejor obsequio de su vida, y más adelante verás por qué.

Importancia de la lectura en los niños

Como sabes, los libros contienen una valiosa cantidad de información, por lo que se convierten en la base del desarrollo cognitivo y emocional de los niños.

Al momento de leer, se inicia un proceso interactivo entre el libro y el lector, lo que favorece el desarrollo de las diferentes áreas del cerebro, por eso, los niños que acostumbran a la lectura por placer, adquieren conocimiento con facilidad, impulsan su creatividad, aprenden y maduran rápidamente.

 Beneficios que aporta

La lectura en los niños proporcionan muchos beneficios, el primero de ellos es que estos pequeños van a ser grandes lectores en su edad adulta, capaces de disfrutar el momento en el que absorben conocimiento.

Por otra parte, la lectura favorece la capacidad de atención de los niños, pensar con mayor claridad, porque educan al cerebro a hacerlo de manera ordenada, así como diferencias las causas de las consecuencias y sus significados.

Incrementa el número de palabras de su vocabulario, mejora la ortografía y la redacción, aparte de que estimula la creatividad y la imaginación, esto a la larga, es fundamental para la resolución de problemas como lo hace un buen cerrajero y proporciona independencia.

De igual manera, la lectura transporta a los pequeños lectores a los mundos descritos en los libros, optimizando su capacidad creativa, convertirlo en un ser más consciente de sus emociones y empático hacia los demás.

Gracias a la lectura, los niños adquieren interés en diferentes áreas, y esto puede ser beneficioso para descubrir su verdadera vocación para el futuro.

Tips para fomentar la lectura en nuestros hijos

En caso de que a tus hijos no sientan atracción por la lectura, entonces puedes poner en práctica estos tips.

  • Sé un buen ejemplo. La mejor manera para que un niño aprenda, es la imitación, así que una opción es que vea a los adultos leer por placer, esto va a estimular su curiosidad.
  • Le puedes regalar libros. Los niños siempre esperan regalos en algunas fechas específicas, como su cumpleaños y navidad, aprovecha estos momentos para incluir al menos un libro.
  • Adapta un espacio para leer. Puedes ambientar un área que sea solo para leer, puede ser cualquier rincón de la casa, necesita un sofá cómodo y una lámpara.
  • Define un tiempo de lectura. La idea es presentar la lectura como algo muy agradable y divertido, no una acción obligatoria, así que pueden disponer de 10 o 15 minutos al día para compartir algunas líneas.
  • Logra que sea parte de la lectura. Luego de leer, le puedes hacer algunas preguntas relacionadas con el contenido, que brinden su opinión y percepción acerca de los diferentes personajes y los eventos presentes en la historia.
  • Detecta el tipo de lectura que le atrae. Esto es recomendable, así el pequeño va a realizar la lectura con más entusiasmo.
error: Content is protected !!